Reiki es una palabra japonesa que representa la Energía de Vida Universal que está a nuestro alrededor. Cuando se activa la energía aplicando Reiki se armoniza el cuerpo, la mente, y el espíritu; otorgando a la persona los medios para mantener la armonía en la propia salud y en la de los demás.

En Reiki existen tres niveles:
• Primer nivel abre de manera definitiva la conexión con el canal de energía y permite a la persona transmitirla a nivel del cuerpo físico.
• Segundo nivel apunta más a un aspecto sicológico y emocional.
• Tercer nivel permite transmitir las enseñanzas adquiridas en los niveles anteriores.

El Reiki es una disciplina para todos, esta capacidad de transmitir energía es una excelente terapia familiar, en la que los padres e hijos pueden lograr una comunicación amorosa. Sus aplicaciones son múltiples y van desde aliviar un dolor de cabeza, problemas digestivos, insomnios, hasta prevenir estados de stress.
Algunos beneficios son: ayudar a la relajación, regular la presión arterial, facilitar la recuperación después de las enfermedades, disminuir la ansiedad y la tensión, acelerar el proceso de sanación.
Esta técnica se realiza en el Centro a través de sesiones individuales y/o cursos grupales de los distintos niveles.